Tendencias de Inversión en el Sector Tecnológico

Después de un 2020 histórico y apasionante en el mundo de inversiones y finanzas, se presenta por delante un 2021 no menos movido con importantes novedades y cambios que, sin duda, afectarán a todas las operaciones y movimientos como por ejemplo la crisis económica y sanitaria causada por el Covid19 o la entrada en vigor del Brexit. En lo poco que llevamos de año hemos visto ya muchas operaciones financieras finalizadas, algunas esperadas y anunciadas desde hace tiempo y otras mucho menos esperadas y que nos han sorprendido a todos.

Si ya existía una clara tendencia sobre el sector tecnológico, esta pandemia no ha hecho más que acelerar lo evidente. Y es que, dentro de su amplitud y todas las ramas que abarca, es el sector que más va a crecer con mucha diferencia en este 2021. Las empresas centradas principalmente en sectores como el Cloud, el ecommerce, la salud (eHealth) y Fintech han marcado la tónica de estos últimos 12 meses. Como operaciones relevantes en este 2020 cabe destacar:

Dentro del sector tecnológico, la compra de Slack! (EEUU) por parte de Salesforce (EEUU) o la compra de Nvidia (EEUU) por parte de Softbank Group (Japón). Dentro del sector de las telecomunicaciones la compra de O2 por parte de Liberty Group (UK) y dentro del sector de las fintech, la compra de TCF Financial Corporation (EEUU) por parte de Huntingtong Bancshares (EEUU).

Para entender las operaciones y los sectores que serán protagonistas este año hay que entender la situación actual del mundo. El teletrabajo ha llegado para quedarse y esta realidad ha disparado que muchas empresas tecnológicas se interesen en los servicios Cloud. Muchas empresas almacenan los datos en servidores físicos en el interior de la empresa y dada la situación actual esta tecnología proporciona mucha más libertad para desempeñar ese teletrabajo en cualquier lugar. Pero no solo es importante almacenar en la Nube para la accesibilidad de todos los miembros de la empresa en remoto, debemos pensar en la seguridad de todos estos datos. Es por eso que las empresas enfocadas al almacenamiento y seguridad de datos en la nube experimentaron una alta demanda este año y seguro que vemos más de un movimiento interesante en este sector.

Pero no solo ha cambiado el trabajo en nuestras vidas durante el pasado 2020, ha cambiado nuestra forma de vida y también nuestra forma de consumir tanto bienes como productos. Es evidente que el comercio estaba cambiando desde hace mucho tiempo, pero esta crisis no ha hecho más que acelerar el hábito de consumir por Internet. Si el año pasado hubo un importante aumento de compra ventas de ecommerce, este 2021 todo apunta a que será muy similar.

Debido también a la situación provocada por la pandemia, el sector sanitario se encuentra en otro punto álgido. Esta crisis ha puesto de manifiesto el alto riesgo de colapso o saturación de los servicios sanitarios. Los servicios privados de salud han disparado sus contrataciones, no sólo seguros sino también servicio o asistencia médica desde casa, es decir, con videollamada o por Internet para casos leves por lo que el sector salud por lo que a partir de este momento y siguiendo un poco la estela también de los últimos años el eHealth será uno de los sectores que los analistas identifican como clave para la mejora del sector sanitario.

Relacionado también con el avance del mundo digital el sector fintech también ganará protagonismo durante este nuevo año. Las plataformas de Fintech también han experimentado un fuerte crecimiento de usuarios, y esto ha hecho que la demanda de ellas haya subido, siendo muchos los grupos interesados en adquirir Startups dedicadas a este sector.

Con todos los pronósticos sobre este 2021, y datos sobre el 2020 es un hecho que el  sector tecnológico se ha situado en España y Europa como uno de los pilares fundamentales de la recuperación económica. Por esta razón, es necesario que España ponga foco en sus esfuerzos para crear las condiciones necesarias para convertirse en un centro cada vez más potente de atracción de capital privado interesado en invertir en startups y otras compañías tecnológicas, ya que tenemos importantes empresas dedicadas a este sector conocidas de manera internacional.

En la actualidad hay una clara tendencia, los inversores de private equity se están lanzando a invertir en negocios tecnológicos, cuya valoración supera con creces a las grandes corporaciones tradicionales.  y hay que tener en cuenta varios criterios claves a la hora de invertir en este 2021.

Primero, debemos analizar la situación actual y cómo debería ser la recuperación y que características debería cumplir:

La recuperación debería de dar un fuerte impulso a la renta variable mundial, ya que contamos con que la pandemia empezará su retirada, que no derrota, este año.

Actualmente nos encontramos con un entorno de tipos de interés cero, y esto tiene pinta que va a ser bastante duradero y de qué va a contar con el apoyo de la mayoría de los gobiernos y bancos centrales. Habrá una recuperación parcial en el sector de los servicios y un gran despertar de la inversión en capital fijo.

Y después analizar las oportunidades y los mercados y sectores que apuntan a convertirse en los protagonistas este año.

Preferencia por los mercados emergentes, sobre todo especial fijación en elmercado asiático. Todo apunta a que las acciones de empresas emergentes se beneficien de la recuperación asiática y de un dólar más débil.

-Todo apunta a que la economía China será la única importante que evitará la contracción en 2020, mientras que el la brecha de crecimiento entre emergentes y economías desarrolladas se amplíe en beneficio de la renta variable (todo apunta a un 0,7% de crecimiento sobre su PIB).

Energías Renovables, dentro de este amplio campo destacamos la energía limpia, la biotecnología y el medioambiente. Grandes pactos y propuestas como el cambio de gobierno en la Casa Blanca o el pacto Verde de Europa prometen que estos sectores son una buena opción a la hora de invertir este año Empresas Europeas enfocadas a la tecnología.

-Este año ha sido la primera vez que una empresa española del antiguo MAB ha lanzado con éxito una OPA sobre una empresa extranjera, nos referimos a la compra por parte de la empresa catalana Agile Content sobre la sueca Edgeware.